domingo, 19 de febrero de 2017

Leed a José Manuel Díez.

El contenido de estas primeras líneas sobre el poeta y músico José Manuel Díez (Zafra, 1978) las podéis encontrar sin ninguna dificultad en la red. Ha publicado cuatro libros hasta la fecha: 42 (Nuevas letras, 2004), La caja vacía (Visor, 2006), Baile de máscaras (Hiperión, 2013) y Estudio del enigma (Visor, 2015). Fue durante más de 12 años (entre 2002 y 2014) vocalista y autor principal de El Desván del Duende, grupo desaparecido a finales de 2014. Desde 2015 comienza etapa musical en solitario como Duende Josele y publica nuevo disco en versión CD y CD-libro, titulado LA SEMILLA, con la colaboración de músicos como José Mercé, Luis Eduardo Aute, Amparo Velasco La Negra o Lichis.
Ha recibido los siguientes premios por su obra literaria:
  • Premio Conmemorativo Luis Rosales (Madrid, 2004)
  • Premio Vicente Aleixandre (Madrid, 2005)
  • Premio Cáceres Patrimonio de la Humanidad (Cáceres, 2005)
  • Premio Hiperión (Madrid, 2013) por su libro Baile de máscaras, elegido mejor libro de poemas del año 2013 por los lectores de El País y séptimo en la lista de Los 10 mejores libros publicados en cualquier género, lo que le llevó a representar a la poesía española actual en el XI Encuentro Internacional de poesía Ciudad de Carabobo, Venezuela.
  • Premio Ciudad de Burgos (Burgos, 2014)
José Manuel Díez estuvo el pasado viernes, 17 de febrero, en el IES Norba Caesarina, dentro de los encuentros literarios que tantos profesores de Lengua Castellana y Literatura nos empeñamos en celebrar en nuestros centros, con la  imbatible esperanza de acercar a nuestros alumnos a la literatura. Me habían hablado de él dos días antes mis amigos Irene Sánchez Carrón y Ramón Pérez Parejo, y me lo presentaron como una ve las voces poéticas más interesantes de la poesía actual en Extremadura. Me recomendaron que leyera este poema inédito que incluyo más abajo. Su lectura y la casualidad hicieron que pudiera acercarme a escucharle recitar y cantar. Su palabra oral tiene una fuerza poderosa, atrapa a los chavales porque habla su mismo lenguaje y no. Habla su mismo lenguaje, pero se atreve a hablarles de los grandes temas esenciales de la existencia humana con una sencillez y una autenticidad sorprendentes. Si a esto le añadís que nos regaló la sorpresa de traer con él a Luis Pastor, podéis imaginaros el privilegio que fue poder disfrutar un viernes a las 12 de la mañana de esta sesión de poesía, de música. 
Y su palabra escrita, su poesía, tiene esa misma fuerza. Por eso escribo estas líneas: para invitaros a que conozcáis a este poeta que se merece que le prestemos atención. Os invito a que empecéis por este poema inédito y os dejéis atrapar por la imagen poderosísima que José Manuel Díez crea en él. Sin duda, "belleza desbocada donde nadie la espera".


Imagina un caballo.

Imagina un caballo desbocado en la noche.

Pero no en los lugares ni contextos comunes, sino sobre el asfalto de las céntricas calles de una ciudad cualquiera, con luces de neón y gente que camina, una ciudad de tantas donde jamás ocurre nada extraño, nada tan asombroso ni tan inexplicable como nuestro caballo imaginario.

Imagina un caballo.

Imagina un caballo desbocado en la noche.

Y la gente se aparta y argumenta y discrepa. Y señala al caballo como a un ser de otro mundo.

Pero el caballo solo es un caballo.

Es blanco.

Corre y bufa.

Y no lleva montura ni riendas, solo crines y músculos y ojos.

Y relincha.

Y sus cascos avanzan resonando en lo muerto del cemento de esta ciudad que nunca vio un caballo corriendo por sus calles, tan libre, tan sin hombre, tan desnudo.

Imagina un caballo.

Imagina las formas de un caballo que escapa, nadie sabe de dónde ni hacia dónde.

Quisieran detenerlo en su carrera y alcanzar a montarlo, sucumbir un instante para siempre a su fuga solitaria y heroica.

Pero nadie se atreve.

Hay que ser, para hacerlo, solitario y heroico.

Imagina un caballo desbocado en la noche.

Un caballo que corre como corre el deseo.

Y piensa en la ciudad al día siguiente, consternada y eufórica, recordando la escena del caballo.

Así es un buen poema:

Belleza desbocada donde nadie la espera.












sábado, 18 de febrero de 2017

Libros de Película: ¡Cuidando!

    
Alumnos de la familia profesional de Servicios Socioculturales a la Comunidad participaron el pasado jueves , 16 de febrero, en ¡Cuidando!, una actividad dentro de la sección Libros de Pelicula de la Biblioteca del IES AL-QÁZERES. Todos ellos, así como miembros de la Asociación de padres y madres "Maltravieso" y profesores asistieron a la proyección de la película "Arrugas" de Ignacio Ferreras , basada en el cómic del mismo título del autor Paco Roca. 

El debate posterior fue dinamizado por nuestra compañera Mª José Galán Gamonales, profesora del ciclo formativo Atención a personas en situación de dependencia. La formación de los cuidadores, el papel de la familia, el síndrome del cuidador quemado,  las residencias geriátricas y su función en nuestra sociedad, el alzheimer  y la amistad , entre otros, fueron los temas que se tocaron durante la sesión. Todos salimos imbuidos de ese aire triste y divertido de la película, pero si he de resaltar una palabra que resuma lo que se trató aquella tarde, esa palabra es dignidad. La dignidad que merecen los ancianos en su trato durante el último trayecto de sus vidas, y la transcendencia del trabajo de sus cuidadores, ya sean formales o familiares. Ambos valores son transmitidos con competencia  y sensibilidad por los profesionales de nuestro Instituto, y todos fuimos  más consciente de esa gran tarea el pasado jueves, así como del desafío que supone la vejez  para nuestra sociedad en un futuro no muy lejano. 
Dejo para la reflexión la dedicatoria final de Arrugas:
"Para los ancianos de hoy y de mañana."

viernes, 17 de febrero de 2017

Continuamos con nuestro CLUB DE LECTURA de madres, padres y profesores en la biblioteca del IES Al-Qázeres

El club de lectura del IES Al-Qázeres sigue su camino en el 2017 con mucha ilusión y con la alegría de ver cómo nuevos compañeros se incorporan a él, tanto del sector de profesores como del sector de padres y madres. Nuestro club de lectura mantiene así la idea original de la que nació: el deseo de ser un lugar de disfrute de la literatura, pero también de encuentro entre los diferentes miembros de nuestra comunidad educativa. El hecho de que antiguos compañeros, que han cambiado de centro, sigan acudiendo a la cita es una señal de que el club cumple con su función principal, la de aglutinarnos de una forma sencilla y natural en torno a la palabra, escrita y hablada. 
Nuestras dos últimas lecturas han sido dos obras fascinantes que nos hablan de cómo la literatura, a pesar de ser ficción, bebe de la realidad, la refleja, nos la devuelve y nos la pone delante de los ojos, por si alguna vez nos da pereza mirarla. Vista a través de la palabra escrita, la realidad resulta a veces dura, cruel, demasiado cruel, pero el tamiz del libro y la experiencia de la lectura compartida la suavizan, aunque solo sea por la belleza de la expresión, la musicalidad de las palabras o el humor de ciertas situaciones. Muerte accidental de un anarquista, de Dario Fo, ya un clásico contemporáneo, y En la orilla, de Rafael Chirbes, aspirante sin duda a convertirse, junto con Crematorio, en la obra maestra del realismo español del nuevo siglo.